martes, agosto 12, 2008

8 8 8


Olimpiadas empezadas en ocho, ocho elefantes se columpiaban y un año desde que estoy en México. Fui feliz al saludar, por fin al poeta Juan Bañuelos, !Al fin! desues de un año no llamé por teléfono si no caminé hasta su casa y de paso saludé a la maravillosa Angélica y vi a su enorme hijo de 11 años Demián. Juan como siempre derrochando buen humor, crítico solcial agudo, inteleigente. Que maravilla tener amigos así y que lástima andar tan de trotamundos y no podetre llevar a tus amigos en la bolsa.

3 comentarios:

Yuexiannu dijo...

Mentira el dçia de hoy aún estaba en China comiendo carne de Jack y riendo feliz con Joege Fernándes Granados y Claudia Posadas.

Telena dijo...

Un año ya y nos hemos visto tan poco. Extraño y te extraño. Qué raro, ¿no? Cuando estabas en China solíamos estar tan cerca. Será porque como dices, tú eres una trotamundos y yo, pues, soy un lagarto de su estanque.
Y si pudiera uno llevarse a sus amigos en la bolsa, tú no cabrías en la mía, pero en mi corazón, ahí sí, querida, ahí tienes un espacio grande.

Anónimo dijo...

Se te ve el amor en los ojos, Iso; y eso es la cosa más esplendorosa.

Un abrazote, amiga, y otro al Maestro por si para la próxima podemos caber en tu bolsa y nos llevas.