jueves, julio 31, 2008

SOGEM está de luto

Foto tomada de la lista de sogem





Hoy a manece y el sol se oculta como ayer con las noticias de la vida, parece que se oscurece el día cuando abrimos el correo y nos enteramos de que el hombre humano, de teatro, de lucha se ha ido, nos ha dejado de este lado y una sensación te invade y no puedes decir nada, sólo lo siento a todos sus amigos, y recuerdas que ayer a la misma hora estabas leyendo una despedida en el blog de Alejandro Aura y recuerdas las noches de los noventa en el Hijo del Cuervo y entonces se te vienen los nombres de Acaráz, de Dragún... y no quieres nombrarlos pues ya no podrás verlos, ni preguntarles nada, te asaltará el recuerdo y vivirás con ellos entre sus libros y beberás sus letras. Dirás SOGEM está de luto, estoy de luto y dirás gracias maestros, gracias.










Nota: Pego sus fotos y las noticias de ayer y hoy.










Redacción


El Universal Ciudad de México Jueves 31 de julio de 2008 07:42




El dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda nació en 1948 en Uruáchic, pueblo minero de la sierra de Chihuahua, al norte de México. Por tradición familiar debió dedicarse a la minería, sin embargo, su vida tomó otros caminos, enfocados a la creación literaria.
Se convirtió en un destacado abogado, pero sobre todo, en una personalidad cardinal de la dramaturgia mexicana.
Salió tempranamente de su pequeño pueblo para continuar sus estudios, no obstante, con frecuencia retornó física o metafóricamente para alimentarse de los personajes e historias que le fueron cercanos, es decir de la sabiduría rarámuri y de la extranjería alemana, francesa y española presente en su tierra.
En 1979 escribió su primera obra de teatro titulada Voces en el umbral, donde recreó la vida de dos mujeres, una alemana y una tarahumara, que ven su vida transcurrir del auge a la decadencia minera.
Su primera obra llevada a los escenarios fue Los ilegales, la cual marcó el inicio de una carrera marcada por éxitos de público, así como el reconocimiento de la crítica y la academia.
Por sus obras de teatro logró obtener diversos premios nacionales e internacionales tales como: Ramón López Velarde 1979, Teatro Nuestra América 1981, Juan Ruiz de Alarcón 1993 y Rodolfo Usigli 1993.
Recientemente recibió la medalla Xavier Villaurrutia, premio otorgado por la comunidad artística del país, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes para reconocer su trayectoria.
Su obra dramática está conformada por medio centenar de textos, obras como Contrabando, La mujer que cayó del cielo, Sazón de mujer o Apaches son la clave de acceso al universo rasconbandiano.
Rascón Banda era el director de la Sociedad General de Escritores de México, y fue ampliamente reconocido por la comunidad teatral del país y por su aportación a la cultura nacional.
Sus obras teatrales gozan de aceptación, por lo que han sido ampliamente escenificadas y editadas.
Para reconocer su labor algunos reconocimientos nacionales llevan su nombre como el de Composición Dramática de Monólogo de Quintana Roo, Concurso de Teatro Unipersonal de Quintana Roo y Premio de Dramaturgia de Nuevo León.
Además de su creación dramática, realizó varios guiones para cine como: Días difíciles, Morir en el Golfo, Playa azul, Jóvenes delincuentes, La muerte del Padre Pro y Rosa de California.
Durante sus últimos días fungió también como asesor del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, tesorero de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, presidente de la Federación de Sociedades Autorales y vicepresidente de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores.
Apenas hace un mes, el 27 de junio, Víctor Hugo Rascón Banda ingresó como Miembro de Número de la Academia Mexicana de la Lengua.

mzr


Foto tomada de su blog.

Alejandro Aura:








lunes, julio 28, 2008

Las golondrinas


El techo de la biblioteca está lleno de golondrinas, entre las vigas de la cafetería hay nidos de golondrinas, a las seis de la tarde regresan con su vuelo nocturno, en los rincones del patio se escuchan a los polluelos llamar a sus madres golondrinas, a dónde van las golondrinas dice la canción, en el verano llegan y se instalan y luego parten como partiré yo en poco tiempo. Llevo dos fines de semana llenando bolsas y bolsas de libros y aretes y suéteres, hojas, gomas tintas, aretes, calcetines sin pares, blusas , libros, todo en bolsas porque no sé en que momento me quedè sin maletas, bolsas de supermercado, de plàstico que no aguanta, de esas que hacen màs basura y basura en casa y el planeta y que a veces como esta sirven y te sacan de apuros. Pues ya estoy como las golondrinas con un pie en el acelerador, si pues ya me estoy desprendiendo pues, si pues como ella, como la canciòn que se pone nostàlgica, si pues ya me voy saliendo de Taxco, despidiendo de la plata y preparando mi fiesta el dos de agosto.

jueves, julio 24, 2008

Despedidas


La semana ha estado llena de despedidas, Jorge Castillo se va de Taxco rumbo a la bota que está en las europas, habrìa que cenar para despedirlo en Sotavento y luego caminar las calles empedradas en la noche, tambièn los estudiantes de Ilinois y el Dr. Amstrum se van y hubo que ir al bar Bartolos a decirles adios hasta la vista, que les vaya bien, y mi Cristobal que en pocos meses hablo español y mis queridos alumnos de egipto que parten a Chapingo, Guanajuato y Zacatecas y hubo que cenar àrabe, egipcio y comida africana y bailar cumbias y cansarse y aguantar una lágrima de tanta despedida y desear lo mejor en cada uno y caminar en la noche taxqueña llena de piedras y comenzar a preparar los chiles y las tortillas para el 2 de agosto en Tlaxcala y despedirme tambièn como se debe antes de irem otra vez a los inviernos frios.

jueves, julio 17, 2008

Arlequín en el CEPE-Taxco.







Isolda Dosamantes, Leticia Luna, Carlos H.Vera y el Dr Sinnegen

Un público taxqueño excelente, una magia que surgía de las palabras una alegría por encuentro de las voces, udía como cualquiera que se iluminó con la palabra, a lo lejos el repiqueteo de los zapatos en la duela, de Adelita a Mambó y a música alegre de Marruecos, pero cuando hay magia en las palabras y un oído atento a lo que dicen, cuando la emoción gana nada importa, sólo el instante sin microfónono, la voz que anda y cabalga en las entrañas. No queda nada que decir los aplausos, otro poema aclamaba el úblico a lety Luna, otro poema y Juan Carlos leyó un libro y más aplausos. Luego para no dejar las cosas a medias una cena Sotavento, deliciosa ensalada de espinaca con queso cabra, unos pedazos de tocino aderezada con salsa de jamaica con miel. Un buen vino, un tabaco, un café, qué más se puede pedir, qué más.


Fotos: Jorge Castillo

martes, julio 08, 2008

Cuando tenía 20

Parte 1: http://blip.tv/file/1032728

Parte 2:http://blip.tv/file/1035138

Parte 3: http://blip.tv/file/1037815

Parte 4: http://blip.tv/file/1038870

Parte 5: http://blip.tv/file/1038946


http://blip.tv/file/1048759

Iguana Azul

U L I S E S g o n z á l e z Artista Cubano

"Elle est", 2007, 191 x 191 cm, mixed media on canvas.



Les hago llegar por este medio la convocatoria de la revista JovenEs (del Instituto Mexicano de la Juventud) y de la revista Iguanazul. Ambas harán una coedición sobre IDENTIDADES ORIGINARIAS.
: judith.santopietro
El Instituto Mexicano de la Juventud, a través de la Dirección de Investigación y Estudios sobre Juventud,y la revista Iguanazul: Literatura en Lenguas Originarias
Convocan:


A los creadores y creadoras hablantes de algunas de las más de 64 lenguas originarias de México a participar en el no. 30 de la revista dedicada a la temática:
IDENTIDADES ORIGINARIAS

El plazo de presentación de propuestas vence el: 23 de agosto de 2008.
Para mayores informes comunicarse al 15001329 y 15001378.
Todo artículo deberá ser enviado a la Dirección de Investigación y Estudios sobre Juventud a las siguientes direcciones electrónicas:
coueda@imjuventud.gob.m
paolac@imjuventud.gob.mx
judysantoprieto@hotmail.com
revistaiguanazul@gmail.com
Especificaciones:
1. Los trabajos deberán estar acompañados de una carta dirigida al Instituto Mexicano de la Juventud, en la cual le autorice de forma exclusiva a éste la publicación de la obra.
2. Cada trabajo deberá contener:
Portada en la cual se indique:
Título de la obra.
Nombre completo del autor; indicando su ocupación actual, dirección,
teléfono y correo electrónico.
Breve resumen biográfico del autor.
3. Los trabajos deberán estar escritos en la lengua originaria y en español, en los géneros de:
Ensayo: 4 cuartillas máximo. En este caso puede ser sólo en lengua
española.
Poesía: 5 cuartillas (+ traducción).
Cuento: 4 cuartillas (+ traducción).
Teatro/Guión: 4 cuartillas (+ traducción).
4. La obra deberá enviarse en Word, letra Times New Roman, 10 puntos, a doble espacio.
5. En el caso de obra gráfica, enviar mínimo 5 ilustraciones escaneadas a 300 dpi de resolución, en las siguientes técnicas: grabado, lápiz, carbón,
serigrafía, óleo, etc.
6. Los autores son responsables de obtener las autorizaciones necesarias de copyright para reproducir en el manuscrito imágenes, ilustraciones, gráficas o citas prolongadas de otra autoría y/o que hayan sido publicadas previamente.
7. Sólo se dictaminarán proyectos terminados.
8. Se notificará al autor si el documento fue considerado para su publicación.
9. La Dirección de Investigación y estudios sobre Juventud se reserva el derecho de hacer las modificaciones formales que considere convenientes para ograr una mayor uniformidad y claridad en la presentación de los trabajos.

Visita la conocatoria en la página:
http://www.imjuventud.gob.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=78&Itemid=45

Animales distintos


A propósito de Animales Distintos :
-Antología de poetas argentinos, españoles y mexicanos nacidos en los sesentas- coordinada por el mexicano Juan Carlos H. Vera.
Por Karina Falcón

Los caminos, los senderos, están cortados en la pulpa de la flor, en la sustancia misma de los paraísos.Maurice Maeterlinck, La inteligencia de las flores
Puede ser que cantara el arte de embellecer los jardines… tantas flores adornaban en primavera sus fecundos árboles,como frutos maduros recogía el otoñoVirgilio, Geórgicas
Animales Distintos es una antología que reúne la muestra poética de más de 100 autores argentinos, españoles y mexicanos, cuya distintiva es el compartir un mismo tiempo de nacimiento y una misma lengua en su escritura; es decir, los poetas aquí reunidos nacieron entre 1960 y 1969, y asumen el espeñol como su lengua literaria.








Los criterios de selección y la conformación final de una antología, nunca dejarán de ser cuestiones arbitrarias para unos y precisas para otros. Cuando un nuevo compendio (en cualquier género) es publicado, acontece siempre la perorata entorno a aquellos que están adentro o no y por supuesto, entorno a la afinidad que los lleva a estar ahí y encontrarse en el privilegio y no en la exclusión. Siempre hay un punto a discutir que refiere a las excepciones, si de antologías se habla. Esto, es propio y connatural al peregrinaje de la obra, pues formar un libro es trazar también un mundo y “todo en el mundo existe para consumarse en el libro”, en palabras de Mallarmé. Por tanto, la antología, no deja de ser un mundo, perfecto –sobretodo- en sus márgenes.

Animales distintos se divide en tres secciones: de los poetas argentinos (selección Ana Franco Ortuño), los poetas españoles (selección Antonio Portela) y por último, de los poetas mexicanos (selección Juan Carlos H. Vera y Benjamín Barajas). Aquí, es un acierto que cada sección abra con una presentación o estudio previo entorno a la muestra, y en el caso de los poetas españoles, que Antonio Portela haya incluido un texto de aproximación a la obra de cada uno de los autores incluidos.Entre los poetas argentinos se encuentran Daniel Horacio Grad, Silvia Dabul, Debrik Ankudovich, Osvaldo Bossi, Viviana Abnur, Pablo Montanaro, Marcelo Díaz, Alejandro Méndez, Marcelo Juan Valenti, Martín de Souza, Bárbara Belloc, Paula Jimenez y Sergio de Matteos. Algunos poetas españoles son Jose Angel Cirelluelo, Manuel Moya, Vicente Cervera Salinas, Benjamín Prado, Aurora Luque, Eduardo Moga, Roger Wolfe (nacido en Kent, Inglaterra, pero vive en España desde la infancia), Rafael Inglada y otros. Entre los poetas mexicanos concurren Israel Gonzalez, Laura Solórzano, Eduardo Cerecedo, Miraceti Jimenez, Marla Romero, Raquel Huerta, Norma Abundez, Victor Baca, Raquel Olvera, Cesar Rodriguez Diez, e Isolda Dosamantes, por supuesto, entre otros.

Al leer cada muestra, surge la curiosidad ineludible por encontrar un punto de convergencia en la poética de una generación y un territorio coincidido. En mi caso, encontré motivos, talantes y enunciaciones que al construir mi lectura, me parecen particulares no sólo de una situación geográfica en específico, sino, de toda una tradición literaria: sea porque la suceden o la eluden. Encuentro un par de ejemplos de cada muestra por país: de los poetas argentinos es posible destacar la inclinación hacia la palabra como un motivo y los metalenguajes para urdir el texto; de los españoles, su musicalidad, la construcción de sonetos, y la apelación al discurso en tenor filosófico o reflexivo; y de los mexicanos, la razón amatoria como motivo, el uso del lenguaje coloquial o el talante epigramático en algunas voces. Sin embargo, muchas de estas distinciones son expuestas en cada uno de los textos de presentación -ya mencionados- y veo conveniente no ahondar en el tema.

Debo apuntar entonces: Anthos -Ανθος: flor y Legein -λεγειν recoger. Es decir, toda antología –todo bouquet, si se quiere ver así- es un acto de predilección, de preferencia e inclinación por el aroma y forma de ciertas flores. Ya en el texto de presentación de la antología Animales distintos, Juan Carlos H. Vera apunta “Las selecciones siempre serán egoístas, pues parten del gusto personal de quien selecciona, y este trabajo no es la excepción, sin embargo, lo hemos realizado para un público de tres países y espero, esto sea un acierto al corazón del hombre”. Se privilegian ciertas flores para un destinatario también privilegiado; es cierto, ésta ha sido siempre la apuesta de la escritura, y aún más, de la poesía: marchar desde uno hacia el uno, ir del corazón hacia el corazón.

De acuerdo al poeta argentino Jorge Ariel Madrazo, la poesía, es justo “el enigma de un cuerpo fracturado”, y en este advenimiento, el propio libro comprometido con la poesía también es fragmento. Si acaso los poetas comienzan a hablar, tal vez, se deba al terrible deseo de volver a ese uno primigenio, y entretanto habitan la polifonía de la voz, voces y sus geografías… De ellos, como lo expresa Pablo García Baena: “no sabemos bien –el génesis no lo cuenta claro- cuando Yahvé - los- creó... De lo que estamos seguros es, de que son… animales distintos.”
http://www.letras.s5.com/kf220408.html

+ por Xorge

Fue el 2 de julio.




jueves, julio 03, 2008

LA ENTEREZA DE XORGE DEL CAMPO

A Haydee Espino Castillo, en la plenitud de la vida

Por Vicente Francisco Torres.

Xorge del Campo (1945), novelista, poeta, cronista, editor, antólogo, bibliófilo, bibliómano, ensayista y erudito atraviesa por uno de los momentos cruciales, quizás el mayor, que enfrentamos los seres humanos. En el mes de febrero del presente año, agudas punzadas en el estómago y diarreas empezaron a acosarlo y él, prototipo de hombre libre, acudió a un médico que le recetó antibióticos suficientes para enloquecer a un caballo. Ante tales efectos, el médico se espantó y le dijo que mejor le recetaría vitaminas. Con resultados tan descorazonadores Xorge fue a ver a otro médico quien al contemplarlo pálido, delgadísimo y cadavérico le espetó, a boca de jarro: “usted tiene Sida”. Le mandó hacer los estudios correspondientes y nada, el hombre estaba limpio. Surge entonces la presencia bienhechora de la hermana mayor quien lo lleva a un hospital de beneficencia. Allí tuvo la suerte de encontrar a una doctora quien, con los antecedentes que Xorge llevaba, ya no dudó en ordenarle un ultrasonido. Xorge no tenía dinero y la samaritana lo remitió a un médico amigo quien le practicó los estudios y obtuvo los demoledores resultados: había tumores malignos en el estómago, en los dos pulmones y en el cuello. Le dijo que fuera a urgencias de cancerología en donde le ofrecieron una cita para mucho tiempo después. Como Xorge caminaba doblado por el dolor, le dijeron que había un hospital alterno, que atendía teporochos que llegaban vomitando sangre. Allí fue nuestro erudito en narrativa cristera y revolucionaria (ojo, comité del Bicentenario). Le pusieron sondas, le dieron fuertes analgésicos y llamaron a su hermana para decirle que debía tomar un curso de tanatología porque le esperaban momentos amargos. Ella dijo que se ahorraría los cursos porque hacía medio año había muerto una hermana de 50 años de edad, del mismo padecimiento y después de una agonía de cinco años, porque se aferraba con todas las uñas a la vida.
Así pues, Xorge volvió a la casa de su hermana a preparar las cosas y a recibir a los amigos. Arturo Trejo me puso en antecedentes y hoy, domingo primero de junio, acudo a la colonia Bondojito en donde Xorge me espera tras los cristales de la ventana de un primer piso. Enfrente hay una tienda en donde varios jóvenes beben las cubas que compran en una tienda; Arturo pregunta si bebemos algo y un inexplicable pudor me lleva a decirle que para qué entramos a ver a Xorge oliendo al licor que tanto le gusta. Subimos y el abrazo del saludo me permite sentir los huesos desnudos de su espalda. Pesa 50 kilos y al sentarse ajusta las perneras de un pantalón de pana negra y, mirándose las delgadísimas piernas, dice: ni un niño las tiene así. Ocupa su sillón y empieza a contar lo que llevo dicho, y abunda sobre las vicisitudes que ha padecido para vender su biblioteca, único recurso que tiene para pagar su entierro. Aceptaría una parte del dinero, dice, y que la otra se la echen en el cajón. Porque quiere un sepelio modesto, entre amigos, y que al final lo cremen.
Ayer se le escapó a su hermana, porque era sábado y los darketos podían meterse a su departamento ubicado junto al tianguis del Chopo. Fue a cuidar sus libros y Arturo Trejo, su amigo entrañable, tuvo que ir a rescatarlo. Este domingo luminoso se apresta a recibir a varios de sus amigos, pero esperará a Arturo para que lo lleve al departamento en donde, dice, dejó una revista Etcétera para mí, que contiene la lista de novelas hispanoamericanas de un tema en el que estoy trabajando.
Siempre Número 2869. 8 de junio de 2008