miércoles, abril 04, 2007

Nacen flores, compro bicicleta.

Comienzan a llenarse los árboles de flores, el viento traspasa las paredes con arena que se posa tranquila a descansar sobre los muebles. El corazón se regocija con la luna que pronto será llena.

Hoy compré una nueva bicicleta, era de un morado maravilloso, pero por aquello de los hurtos decidí que le pusieran un color rojo para que pareciera vieja, se ve , de verdad un poco fea.

1 comentario:

Adrian-Pegaso dijo...

Ahora solo resta salir bajo el tibio sol primaveral, mirar los jardines floridos, oler el aroma que nos devuelven las plantas y disfrutar de la brisa primaveral sobre el rostro.

Bexos
Ad