miércoles, marzo 07, 2007

Noticias

Un viernes por la mañana, depués de haber tachado con una x enorme el supermercado más cercano a mi casa porque el pollo que compré estaba prácticamente prohibido, recibí una llamada de mi amiga Ana que me preguntaba si estaba interesada en dar más clases, ngracias a mi amiga Ana descubrí otro que está verdaderamente de lujo, no sólo el pollo sino muhos de los alimentos aunque algunas cosas están exesivamente caras, pero hay salmón, y pollo fresco y carne hasta con cortes, así que estaba feliz también recuperando una pluma que había perdido, porque hay que decirlo, tengo obsesión por las plumas y los papeles bonitos y todas las cosas que uno puede encontrar en una papelería, en fin ese dá entre que me consentí como nunca comprandome cosas, también ese día me puse muy feliz porque me incorporé a la plantilla docente del Instituto Cervantes.

3 comentarios:

ich dijo...

qué buena onda!
Felicidades!

Feliz día Internacional de la Mujer.

Adrian Pegaso dijo...

Bueno, dicen que no hay mal que por bien no venga... de haber perdido la pluma y haberte decepcionado con el supermercado... luego recuperas nuevamente la pluma y te compras una mas y encima consigues un supermercado de maravillas!

Bexos
Ad

Yue Xian Nu dijo...

Pues sí, tienes razón, no hay mal que por bien no venga.