lunes, enero 29, 2007

Viajar




Hace viento, de ese que traspasa la ropa y te llena de frío. El edificio se ha quedado vacío, todos andan de viaje, mientras tanto yo nado con papeles en la mano, bebiendo un té. fumándome un cigarro viendo pasar el tiempo. Estoy en mi elemento, en ese instante en el que todo fluye, en que agradeces las llamadas de de cualquier voz, en que parece que la luz tiene más fuerza y de pronto, como si fueras una bruja, todo parece magia y con tu magia adornas a tu entorno. Sí saldré de viaje en una escoba luminosa, iré a ver las terracotas, a refugiarme en un monasterio por dos días, a seducir a los monjes que andan luciendo sus cuerpos con una sábana dorada, saldré de viaje hacia el noreste, después al sur, dónde el calor abriga.

2 comentarios:

Josefina Isabel dijo...

wondweful!

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Pues lo importante es viajar, no importa a dónde?
Saludos