lunes, febrero 19, 2007

Fiesta de la pirmavera en México

Comunidad China de México, A. C.

Información periodística


¡LE CH´ANG HSIN NIAN!
(MÚSICA Y ALEGRÍA PARA EL AÑO NUEVO)

¡XIN NIAN KUAILE! ¡FELIZ AÑO NUEVO!

*Ayer sábado 17 de febrero, a las 14 y 19 Hrs.,
la Comunidad China de México, A. C. festejó en las calles de Dolores
*Hoy domingo 18 de febrero del 2007 inició el Año Nuevo Lunar Chino 4704, dedicado al Cerdo

El Año Nuevo Lunar Chino 4704 dedicado al Cerdo se festejó ayer sábado 17 de febrero, a las 14 y 19 Hrs. en las calles de Dolores (entre Artículo 123 e Independencia), Centro Histórico de la Ciudad de México. El programa incluyó una serie de presentaciones artísticas con las danzas ancestrales del Dragón y del León, así como diversas manifestaciones ritualistas de las diferentes regiones de China al igual que expresiones de kung fu y otras artes marciales. Por su naturaleza expresiva, el Año Nuevo Lunar representa significados profundamente espirituales, por lo que los chinos y sus descendientes, integrantes de la Comunidad China de México, A. C., presidida por el arquitecto Alfonso Chiu, buscan preservar la raigambre cultural de sus ancestros para consolidar su sentido étnico-cultural con interpretaciones de diversas danzas tradicionales en los restaurantes y comercios del Distrito Federal y, en ocasiones, en el interior de la república, como sucederá el próximo sábado 24 de febrero, a las 20 Hrs., en el Restaurante Shanghai Garden de Cuernavaca, Morelos (Paseo del Conquistador No 303, Col. Maravillas).

Como es ampliamente sabido, la vida de las sociedades chinas está regida por un calendario lunar, mismo que no sólo es fiel registro del paso del tiempo, sino un minucioso listado de los principales fenómenos de la naturaleza durante las estaciones del año. Dado que una de las actividades más arraigadas en China ha sido la agricultura, este calendario indica puntualmente el ritmo de dicha actividad, marcando sus compases con las celebraciones de diversas festividades en las que la cultura china se mira como la fragua inagotable de una personalidad forjada a lo largo de más de cinco mil años y que en este 2007, para los más de dos mil millones de chinos y sus descendientes de ultramar, son la huella indeleble de su vigoroso pasado.

La grácil cadencia de las antiguas damas de la corte es conseguida por las jovencitas sino mexicanas, quienes las interpretan de manera singular. Alegría de flores de loto es una danza muy expresiva que narra el rapto de la hija de Pincel Maravilloso, un gran artista plástico: durante la búsqueda el padre llega a los cielos, donde contempla a los lotos cuando despiertan de su letargo. La danza representa una alegoría y se caracteriza por la gracia y alegría de los movimientos, así como por la música de vivo sonido y abundantes cascabeles. La Danza de los Pavorreales, de la provincia de Yunán, imita los movimientos de esta ave, considerada como símbolo de la buena suerte.
Llevando raíces de loto tiene su origen en una danza popular del este de la provincia de Kansú. La danza de los palillos, típica de la provincia de Szechuán, que se acostumbraba ejecutar cuando se celebraban matrimonios, como símbolos importantes aparecen los palillos chinos, adminículos indispensables para tomar los alimentos. Los movimientos son lentos, elegantes. El sonido de los palitos, manejados con ambas manos, es rítmico y peculiar. Suelen participar los recién desposados para simbolizar que en el hogar recién formado, no falten el sustento y la armonía. style="mso-bidi-font-weight: normal">Abanicos imperiales que demuestra el donaire y feminidad de la mujer, expresada por el uso del abanico, el cual data de hace 3 mil años. La danza de las campanillas determina la forma en que las damas de la corte solían divertir al emperador durante su descanso. Tampoco faltan expresiones de kung fu y de tai chi. Forma del sable explica que en la dinastía Ming, durante la invasión de los tártaros, la esposa de un gran guerrero preparó a un gran número de amazonas para defenderse de los agresores.

La danza del dragón, animal mitológico que rige el agua, es necesaria para que abunden las cosechas. Es una danza de fertilidad. El monstruo de papel maché, o de tela, se contorsiona en su marcha, efectuada por un grupo de jóvenes cuyas cabezas y hombros están cubiertos por el cuerpo articulado del dragón. Puede medir 18 ó 40 metros. Una perla de fuego es perseguida por este mágico animal, representativo de la fertilidad y de la unión entre el Cielo y la Tierra. En cambio el León sureño, movido por dos jóvenes, busca devorar una lechuga, puesta en los lugares más altos e insólitos por los anfitriones. Habilidad, disciplina, concentración, al igual que vigorosos pasos de kung fu permiten que este felino mueva rítmicamente la cabeza, gire, ruede por el suelo, etc. Dulces rojos y mandarinas se lanzan a los espectadores como símbolo de abundancia.

En esta fiesta no faltan los cohetes chinos, los cuales, según la tradición, contribuyen a ahuyentar a los malos espíritus con su sonido estridente. La leyenda cuenta que en un pueblo de una lejana provincia en el sur de China, la presencia de demonios había fastidiado a sus habitantes, quienes, para deshacerse de ellos, idearon una especie de muñeco de forma y colores fuertes y agresivos, que cuando se moviera acompañado de música estridente -lograda con tambores, gongos y platillos- ocasionara terror a los invasores y los alejara. Ahora, cuando el León danza en algún lugar, se cree que ahuyentará a los malos espíritus con el batir del tambor y el tañer de gongos y platillos y traerá buena suerte y toda clase de venturas. Los colores fuertes y agresivos, junto con el peculiar sonido del tambor, atraen la prosperidad.

Hay otras festividades durante las cuales el dragón y los leones danzan, como por ejemplo la Fiesta de los dragones, que es el quinto día del quinto mes lunar, o sea duan wu o bien duan yang; en este día deben competir las barcazas en una regata, mientras los espectadores disfrutan tamales en forma de pirámide de cara triangular con hoja de bambú y pasta de harina de trigo y otras cosas, en recuerdo del poeta Qu Yuan que se ahogó en el río Mi Lu en Hunan. Otra celebración importante es la Fiesta de otoño: zhong qiu noveno día de octavo mes lunar, equinoccio de otoño, hay que comer pastel de la luna, pastelillo relleno de dulce en forma de luna llena.

En el Año Nuevo Lunar Chino, ahora dedicado al Cerdo (Zhu), los niños y ancianos suelen recibir regalos o dinero de la suerte, que suele envolverse en sobres rojos para desear y atraer fortuna y la buenaventura. Aunque en la actualidad la República Popular China se rige por el calendario solar -continúa el arquitecto Chiu-, sus festividades siguen observando el calendario lunar, el mismo que los ancestros utilizaban en la antigüedad. La presente festividad, que en ocasiones coincide con la Fiesta de la Primavera, es la celebración más importante de China, probablemente como lo es el Año Nuevo en Occidente. La fecha en que se celebra está determinada por la segunda luna nueva después del solsticio de invierno, por lo que este año inicia el 18 de febrero. Por lo regular el lapso de este calendario lunar está formado por doce meses o ciclos lunares, que tardan aproximadamente veintinueve y medio días; esto hace que cada 33 y medio días sea necesario adicionar un treceavo mes al año para ajustar los períodos estacionales. Tomando en cuenta los husos horarios, el 17 de febrero en México y el 18 en China inició el año del Cerdo, agrega el directivo Chiu. El calendario asume otros nombres, además del lunar; uno de ellos es yin, el principio femenino de la naturaleza, simbolizado por la Luna; también se denomina Hsia, porque se supone que esta dinastía fue su introductora, cerca del año dos mil a. C., comenta el presidente de la Comunidad China de México.

El calendario determina con precisión los movimientos de la Luna y del Sol, permitiendo conocer las fechas de los equinoccios y los solsticios, fundamentalmente para todo aquel que trabaja la tierra. Varios siglos después, durante la dinastía Han, la introducción del budismo en China favoreció la asociación del Zodíaco de los Doce Animales con el Ciclo Sexagesimal de los Troncos Celestiales y las Ramas Terrestres. Esta asociación asigna a cada año un animal. Como ya es de todos sabido, Fuo (Buda) convocó a los animales, pero solamente acudieron doce; por ello, y para premiar su obediencia, Buda otorgó sus nombres y características a los años que conforman el horóscopo chino, de acuerdo al orden en que fueron llegando. La rata iba montada sobre el lomo del búfalo y al llegar ante el Iluminado saltó a su regazo, por lo que ella tomó el papel inicial. El orden en que acudieron fue el siguiente: rata, búfalo, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo, perro y cerdo. Así, la nueva nomenclatura quedó inscrita permanentemente en el folclore de ese pueblo. Se supone que las personas nacidas durante un año determinado poseen las características del animal que corresponde a su año.

El 2007 está dedicado al Cerdo (Zhu), primer día de la segunda luna nueva siguiente al solsticio de invierno. Por su anatomía rolliza y sonrosada, el Cerdo representa la felicidad. Es un animal muy apreciado en la culinaria china porque con él se preparan los platillos más exquisitos. Augura riqueza y prosperidad. Las personas nacidas bajo el signo del Cerdo (1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007), son prácticas, perseverantes, con determinación. Son incapaces de herir, por eso se limitan a escuchar, además son muy crédulas y generosas. Por sus características, adoptadas de este animal, el Cerdo es un signo fuerte

2 comentarios:

Yue Xian Nu dijo...

Chicharito éste es tu año

La maga kenia dijo...

Pues yo soy una CERDAAAAA!!!! espero que este sea mi año,
felicidades, Isolda, nahui y yo te mandamos besitos y saludos.