viernes, octubre 20, 2006

Hay unos ojos II


A Tania mi hermana,
Chon, Rosaura Pozos,
Paco (Fraguz) y Gloria Nahaivi y Jancui
Martín Palacios Norma y la ahijada
Gonzalo y toda la banda pahutlanera.




Encender la computadora se ha vuelto tan necesario, como lo era para mí salir los domingos al dar la vuelta al zócalo a los 15, como para mi padre aún lo es comprar el periódico. Muchas veces pienso en la maravilla que representa el poder estar comunicado con gente a la que estimas y aprecias, con los amores del pasado que regresan a endulzarte la vista y que renacen, quizá de manera ficticia pero que en el estudio parecen materializarse y hacerse reales, entonces abundan las palabras de aliento, los besos y las caricias que mitigan en el espíritu la ansiedad y los deseos, pero hay un día en que despiertas y te ves ahí solo, solo con tu pijama de patitos, el pelo alborotado y una cruda indescifrable a la que no puedes darle cause, es como si hubieras regresado de una fiesta que se prolongara dos o tres días como las que se acostumbran en Pahuatlán en semana santa, con la diferencia de que no hay río en donde nadar desnuda, no hay árboles en el camino, no hay lomas para ver el paisaje estrellado por las noches y sobre todo no están ahí tus amigos ¿cuántos amigos de esas noches en que descansábamos en la tierra, bajo la luz de la luna y el nahual vestido de asno y el toque rolando y el aquechú en los labios, y dos manos que descubren sus deseos rozándose apenas, y un huapango a lo lejos que da rimo a luz de las casas que parecen veladoras entre la bruma, cuántos de esos amigos han cambiado el rostro por un pantalla, cuantos esperan la fecha para el retorno al recuerdo que solo eso un recuerdo que se cristaliza de vez en vez, cuántos se desnudan aún en medio de una poza con forma de campana, cómo está río al paso de los años, se escuchan aún los golpes del martillo sobre el amate, sieguen pintando desnudos los pintores o han cambiado el lápiz por un ratón y una pantalla? ¿Y las jóvenes que ahora tienen quince se pelarán con sus padres por ir solas al parque del pueblo o preferirán tener una cumpu en casa y hacer una vida ficticia a través de un Chat? No tengo idea, lo cierto es que en mi estancia en Xiangtan me volví adicta, necesitaba estar acompañada pues el invierno era duro y eran pocos los amigos y tenían pareja y desaparecían por semanas enteras, entonces con el hombre de los tepozanes en mi pueblo comencé un diálogo, hablábamos de to todo, de la política, de la cultura de nuestros proyectos, recordábamos el amor, las noches, la pasión que nos hacía regresar a nuestros cuerpos y a veces parecía real, sus palabras eran capaces de provocar en mi cuerpo mariposas, de sonrojarme, de ponerme sensual y voluptuosa. Durante meses soñé con nuestro encuentro, era como si quisiera regresar el tiempo, quería besarlo, morderlo, entregarme. La realidad llegó cuando a pesar de estar los dos en el mismo sitio y a pocos kilómetros de distancia, no nos vimos, hubo un correo, otro Chat, de hoy no puedo. Por mi parte tuve miedo de revolver el abismo del pasado en que debatieron nuestras almas, quizá mañana con más tiempo lo vea. Quizá cuando lo vea tenga una panza chelera que me espante, una amante que me aleje, quizá no le interese verme, quizá nunca volvamos a encontrarnos, mientras tanto en el Chat estamos, continuamos un diálogo que acaricia en las noches, que alienta y da alegría.

5 comentarios:

myohmy dijo...

Hola Isolda,
te escribo porque se me ha presentado una oferta para ir a enseñar a la Universidad de Xiangtan en China. Creo que tú enseñaste ahí. Me gustaría que me comentaras un poco de eso ya que tengo un bebé de un año y me gustaría saber si sería adecuado viajar con él y mi esposo (que también enseña español).
Ya me he informado que el clima es fatal, pero me gustaría saber de las condiciones y el trato a los profesores. Gracias.

Isolda Dosamantes dijo...

Te han dicho bien en cuanto al clima, efectivamente en invierno las temperaturas son bastante bajas y no hay calefacción, sin embargo con ropa de invierno se soluciona, si vas a viajar con tu familia creo que puede ser bueno, en mi caso como estaba sola me hicieron compartir departamento y como no me gustó me pasaron a vivir en el hotel de la universidad, que estaba bien pero finalmente es un hotel y eso me deprimía mucho en el invierno, en el verano hace mucho calor pero es muy agradable pues toda la universidad se llena de verde y es muy bonito. Académicamente es un departamento de español que está empezando, por lo que gran parte de la responsabilidad de la enseñanza del español recae en los profesores extranjeros, así que los materiales para la enseñanza y todo tendrás que traerlo de tu país. El director, profesor Xiang es muy amable, los profesores chinos de español, en los que recae la enseñanza de la gramática tienen un nivel muy bajo de español, con uno de ellos es imposible una conversación y la otra persona tiene más conversación pero hay que tener cuidado pues muchas veces por no quedar mal hace como que entiende pero tergiversa la información, lo que provoca conflictos menores pero continuos, ella por desgracia era la encargada del departamento durante mi estancia, y pues era su primer año como profe y como encargada así que la organización era terrible, fechas de exámenes a la mera hora cambios de horarios sin previo aviso y cosas por el estilo, en mi caso me cargaron de muchas horas, pero los alumnos son maravillosos, quieren aprender y son bastante estudiosos y sanos, te aprecian y eso compensa bastante. Los pagos son puntuales y existe un trato amable de las personas de la administración, más o menos cada dos meses ponen a disposición un camión para llevar a la capital a los profesores de compras a supermercados grandes (Chansha queda a una hora de Xiangtan y es un buen lugar para ir el fin de semana con tu hijo y pareja, hay parques hermosos. La vida en Xiangtan tiene cosas muy especiales, los alumnos, la vivencia con el mundo chino, los masajes, tendrás tiempo para ti y tu familia. Eso si las motos contaminan mucho con su ruido y la ciudad es bastante sucia. Creo que es una buena experiencia, además el sueldo tiene muy buen nivel adquisitivo, además si te organizas puedes estudiar chino, vale la pena, sólo hay que tener cuidado con la profesora China, es de un carácter difícil de comprender, pero si te la ganas como amiga y con pincitas, creo que puede ir bien, además los estudiantes necesitan buenos profesores, la verdad se ganaron mi cariño y sentí dejarlos pero mi relación con esa profesora fue nefasta y preferí cambiar de ambiente.
Aunque extraño a mis amigas chinitas del sureste.

Pina dijo...

Me pasa igual. Todos los dìas busco post nuevos tuyos, amiga. Lo mío es como una nostalgia al revés.
Un abrazo.

katiuska dijo...

Hola
Así que vives en china!!! Ah.. genial genial genial. Me encantaría conocer ese tipo de culturas.
Con respecto al post, creo que en la actualidad, hasta el amor se vive de otra manera con tanto chat, msn, blog, fotolog, etc.
Nunca las vidas privadas fueron tan públicas. Sra y Sres la cibervida ha llegado para quedarse!

Will Rodríguez dijo...

Hola amiga
¿Ya estás en México?
Me gustó mucho tu texto.
Besos.
Will