lunes, noviembre 27, 2006

un paso, dos

Caminar simplemente soñando, en busca de una tarde, de una lluvia, de unos pasos que jamás han tocado tu memoria, caminar contra el viento, entre la niebla, tomar una callejón a ver a dónde va, andar los basureros, los puestos de comida, las tiendas siempre abiertas, ver a las putas en sus salones de belleza, comprar por compulsión una película, seguir la ruta como si supieras un destino, perder la tarde entre tus pasos, pasar a un restaurante, cenar algo, querer hablar con alguien, ver en tu sombra un buen aliado, hablar entonces sola y en silencio, cantar mejor sin sobresaltos, pensar en una bici, recordar un río, asirte de su imagen, ser una estatua de la tarde, un paso sin un rumbo, una memoria que regresa lentamente hacia unos brazos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Abandonarse al camino o dejar que el guíe nuestros pasos... es bueno de vez en cuando!!

el viento dijo...

No te das cuenta, pero muchos estamos a un lado de tí por esos caminos... aunque no nos veas ni te hagamos una lista con nuestros nombres.

Abrazos, amiga.